Los golpes de calor

Jueves, 25 Septiembre   

Como primera medida se debe llevar a la persona a un lugar fresco, lejos del sol. Si presenta convulsiones, estado confusional, importante descoordinación o situaciones de coma, debe ser trasladada inmediatamente a un centro hospitalario.

Si los síntomas son leves, conviene aplicar compresas frías en la zona de la cabeza, cuello, tórax, brazos y muslos, para bajar la temperatura interna del cuerpo que ha podido superar los 40-41ºC. Estas medidas también son útiles en personas en estado de shock, mientras son conducidas a un centro asistencial.

El aporte de líquidos es fundamental, por ello si la persona está consciente, puede administrársele agua u otros preparados con carga iónica (como las bebidas tonificantes deportivas) que existen en el mercado. Ahora, si el paciente no puede ingerir, es mejor no forzarlo. En cualquiera de los casos, el líquido debe administrarse poco a poco y a temperatura ambiente.

Si el paciente presenta estado de shock, cuyos síntomas son: piel caliente, roja y seca, paciente obnubilado o en coma, deberá administrársele líquidos e iones vía venosa (sueros). El traslado a un hospital es la medida más importante una vez estabilizado.


Tags: ,